Viviendas, oficinas, centros comerciales, parques industriales, o proyectos destinados a turismo, salud y educación, forman parte de un sistema encaminado a crear entornos adecuados para el desarrollo armónico integral de la sociedad.

 

El mundo actual es tema complejo… la rapidez con que fluye la información, la abrumadora globalización, la competitividad, que si antes se limitaba a competencia entre países, hoy se ha trasladado al terreno de las ciudades.

Y el sector inmobiliario no está ajeno a estos procesos, al contrario, forma parte de un sistema en que su producción es respuesta directa a un proyecto integral encaminado a elevar calidad de vida y competitividad urbana.

Cada nuevo inmueble obedece a necesidades específicas de la población. Viviendas, oficinas, centros comerciales, parques industriales o proyectos destinados a turismo, salud, educación y el más amplio etcétera, forman parte de un sistema encaminado a crear entornos adecuados para el desarrollo armónico integral de la sociedad.

Para hablar del papel que juega el desarrollo inmobiliario en el desarrollo del país, habría que empezar por entender que cada proyecto responde a una oportunidad de mercado, y que esto no es otra cosa que la expresión de una necesidad muy específica de un segmento de la sociedad.

Debemos entender que un inmueble, nuevo o viejo no es algo aislado, sino un engrane más que se integra a la maquinaria que define la eficiencia de un barrio, una ciudad e incluso una región.

Hay que entender que un edificio de oficinas responde a la necesidad puntual de contar con espacios para desarrollar una actividad productiva y que este inmueble genera demanda de otros que hagan posible actividades relacionadas con este nuevo centro de empleo.

Porque donde hay oficinas o parques industriales hacen falta viviendas, centros comerciales y un número importante de inmuebles de todo tipo.

Tenemos que hacer viviendas porque hay demanda, ahora lo que hay que lograr es que al hacerlas vayamos en el mismo sentido que todas las estrategias de desarrollo del país.

Deja un comentario